Zaragoza Fieles

Un blog para todos los zaragozanos y zaragozanas

El cachirulo: la historia de la prenda más famosa del folclore aragonés

Hoy me he puesto un poco folclórica viendo fotos antiguas de las Fiestas del Pilar y he pensado en escribir sobre el cachirulo. Es una prenda asociada a las Fiestas del Pilar y al folclore aragonés, pero, ¿sabes de dónde viene el cachirulo?

Como ya he dicho, actualmente, el cachirulo es un símbolo vinculado sobre todo a las Fiestas del Pilar de Zaragoza, pero sus orígenes se remontan muchos siglos atrás.

El origen de esta prenda

El cachirulo tiene su origen en la época musulmana. Los moriscos tenían costumbre de cubrirse la cabeza con piezas cuadradas de lino dobladas y  anudadas a la cabeza para recoger el sudor y el polvo durante las largas jornadas en el campo. 

Imagen de los tumultos en Zaragoza en 1705, donde los jóvenes llevan puesto el cachirulo
Imagen de 1705, en Zaragoza
Fuente: Gran Archivo Zaragoza Antigua

En los días de fiesta o celebración, solían utilizar pañuelos de colores o flores para diferenciarlos de los que se usaban en los días de faena, que eran de lino o algodón.

El uso del cachirulo como pañuelo de labranza se mantuvo hasta los siglos XVII y XVIII y fue decayendo hasta desaparecer por completo a comienzos del siglo XX.

Maños y mañas de feria montados en carro, con el cachirulo en la cabeza
Imagen de 1860
Fuente: Gran Archivo Zaragoza Antigua

El cachirulo como parte fundamental del traje regional

Hasta mitad del siglo XX, apenas se había utilizado la palabra cachirulo, pero desde entonces y con el auge del traje regional, esta prenda se convirtió en una de las señas de identidad del traje de baturro y de la cultura popular aragonesa.

En 1953, Demetrio Galán Bergua y Pascual Irache, en pleno apogeo del traje regional aragonés, crearon la Asociación Amigos de la Jota, que posteriormente, en 1964, daría origen a la ‘Peña El Cachirulo’.

A partir de entonces y gracias a Galán Bergua y Pascual Irache, que utilizaron el cachirulo de cuadros rojos y negros como símbolo de la Asociación Amigos de la Jota, este empezó a vincularse en Zaragoza al folclore, pero también a Aragón y a sus fiestas.

Por qué es rojo y negro

Responder a esta pregunta no es del todo clara. Se cree que estos colores vienen de cuando el cachirulo se utilizaba como pañuelo de labranza. Hay documentación de que se utilizaban pañuelos de seda con cuadros rojos y negros, aunque más grandes.

Pañuelo de seda con cuadros rojos y negros
Fuente: Patrimonio Cultural de Aragón

Además, la ‘Peña El Cachirulo’ utilizó el cachirulo negro y rojo como emblema de la misma, lo que hizo que se popularizara con estos colores.

En cuanto al cachirulo morado y negro, que se vincula con la provincia de Teruel tampoco hay una explicación concreta. Al igual que se utilizaban pañuelos de seda rojos y negros también se utilizaban en colores azules y morados.

El cachirulo en las Fiestas del Pilar

Sin duda alguna, si hay un complemento que no puede faltar durante los Pilares es el cachirulo.

La forma de llevarlo ha ido evolucionando  con los años. En su origen, se llevaba únicamente anudado en la cabeza por la función que tenía.

Cuando empezó a popularizarse como símbolo de las Fiestas del Pilar, a parte de llevarlo atado en la cabeza como parte del traje regional, también empezó a llevarse anudado al cuello.

Posiblemente, esta nueva forma de lucirlo tiene que ver con la influencia de la vecina comunidad de Navarra, y con el paso de Ernest Hemingway por Pamplona y sus San Fermines que tanto dio a conocer al mundo.

Hombre con el cachirulo atado al cuello, en las Fiestas del Pilar
Fuente: Zaragoza Turismo

Posteriormente, y sobre todo los jóvenes han ido adaptando la forma de llevarlo a los nuevos tiempos. Anudados a la muñeca, anudados al cuello pero con el pico por delante, enrollados y anudados al cuello para protegerse de las frías noches de octubre, como cinturón… 

En los últimos años, el cachirulo ha cambiado de forma, y ya no es solo un pañuelo sino que también lo encontrarás en forma de pajaritas, de flores, de diademas, de pulseras, de chupetes, de coleteros, de mochilas…. Todo un sinfín de complementos de lo más moderno pero con ese guiño maño a la tierra y al folclore aragonés.

No sé qué pasará este año con las Fiestas del Pilar, aunque lo puedo intuir, pero lo que sí sé son las ganas que tengo de volver a lucir el cachirulo 🙂 Y vosotros, ¿tenéis ganas de poneros el cachirulo? ¿Conocíais su historia? Os leo en comentarios 🙂

« »

© 2020 Zaragoza Fieles. Tema por Anders Norén.